Codificador HeavyDuty para grúas y elevadores

Codificador HeavyDuty para grúas y elevadores

Baumer Hübner ha establecido la clase de codificadores HeavyDuty, extraordinariamente resistentes y fiables, que forman parte de su extensa gama de productos. Los fabricantes de instalaciones de grúas y equipos elevadores son algunos de los usuarios habituales de estos codificadores. No en vano, estas son las aplicaciones en las que juegan con sus puntos fuertes: robustez, precisión, resistencia y durabilidad.

Las grúas son los elefantes del reino animal de las máquinas; no solo por su peso, sino que soportan los trabajos más duros día tras día, a menudo, en las condiciones más extremas. Se erigen en obras y soportan el polvo. En los puertos, están en contacto con el agua salada y el viento. Quedan expuestas a los elementos y funcionan tanto en pleno verano como durante el gélido invierno. Los débiles no tienen posibilidades de sobrevivir. Y lo que se aplica al conjunto también debe aplicarse a sus piezas, como es el caso de los sensores que controlan la velocidad de giro y las posiciones angulares de los accionamientos o de los ejes de las máquinas: los codificadores. Por ello, en muchas grúas y equipos elevadores de gran tamaño se usan codificadores HeavyDuty.
HeavyDuty significa “altamente resistente”. En el caso de los codificadores, eso implica más que unas paredes gruesas y protección contra el óxido. HeavyDuty es una promesa de rendimiento integral: estos sensores realizan su trabajo de forma fiable durante largo tiempo y no dejan nunca al usuario en la estacada. Esta promesa de rendimiento incluye unos requisitos muy específicos que un codificador debe cumplir para que pueda considerarse “HeavyDuty”.

¿Qué hace que un codificador sea “HeavyDuty”?

Los codificadores de las grúas y los equipos de elevación pesados deben soportar impactos, vibraciones y fuerzas del eje giratorio durante muchos años sin que eso afecte a su funcionalidad. La solidez mecánica es un factor vital. Como es natural, una carcasa fuerte con paredes gruesas es esencial, pero no es más que el comienzo. Los grandes cojinetes a ambos extremos de la carcasa, lo más separados posible entre sí, deben compensar las fuerzas axiales y radiales, y se necesita también un diseño resistente a los impactos y las vibraciones para todo el interior. Por otro lado, los codificadores HeavyDuty deben resistir a los campos electromagnéticos del cableado sometido a corriente sin blindaje. Se debe proteger el codificador con un blindaje adecuado para la electrónica para evitar interferencias y señales de medición erróneas. Por tanto, se necesita un aislamiento eléctrico para evitar posibles flujos de corriente en el eje. Además, estos flujos pueden quemar la lubricación del cojinete y dañarlo.

La estanqueidad también es un asunto a tener en cuenta. En vista del ámbito de uso de los codificadores HeavyDuty (sometidos a menudo a polvo, suciedad y humedad), estos tienen que ser herméticos, precisamente en los puntos neurálgicos: en el eje y en las conexiones eléctricas. Esto también incluye una buena protección anticorrosión contra agua salada o productos químicos. Por otro lado, los codificadores HeavyDuty deben ser tan precisos como los sensores “pequeños” industriales. Al fin y al cabo, se utilizan para manejar accionamientos y generadores con la máxima precisión. Para ello, se necesita un suministro fiable de señales precisas, ya que hasta el más mínimo error de medición puede tener consecuencias desastrosas e incluso mortales, por ejemplo, al depositar una carga de varias toneladas.

Conexión absoluta, incremental y flexible

A la hora de elegir, hay que tomar una decisión fundamental para la aplicación: ¿necesito un codificador incremental o absoluto? Baumer Hübner ofrece numerosas opciones para ambos tipos de aplicaciones, por ejemplo los HOG 10 / POG 10 como codificadores incrementales, que funcionan durante mucho tiempo de forma fiable en grúas y que son un referente en lo que a los codificadores HeavyDuty respecta. Por otro lado, los codificadores absolutos HMG 10 / PMG 10 están ganando relevancia en las aplicaciones de grúas, ya que pueden imprimir la posición exacta a través de Profinet, por ejemplo. Dado que también se necesitan señales incrementales para el control de velocidad con codificadores absolutos, esos codificadores HeavyDuty también emiten, además de la posición absoluta, la posición incremental, por ejemplo como señal HTL o TTL, a través de interfaces digitales en serie como SSI o buses de campo. Algunas versiones cuentan además con un conmutador de velocidad que indica una velocidad límite a través de una salida de conmutación.

También hay diferentes versiones disponibles para el montaje, ya sea con eje hueco (abierto o abierto por un lado), eje cónico o eje macizo con opción de fijación mediante EURObrida B10. En caso necesario, los codificadores HeavyDuty, los interruptores de velocidad y los tacogeneradores también pueden combinarse para formar una unidad robusta que ahorra espacio y que recibe simultáneamente una amplia variedad de señales de salida en un eje de transmisión. Los grandes codificadores como el HOG 16 / 22 / 28 de Baumer se utilizan para controlar la velocidad de los accionamientos con la máxima potencia en las condiciones más exigentes, como con polvo de carbón, aire marino salado o el calor de una planta siderúrgica.

Levantar y depositar cargas de varias toneladas de peso de forma rápida, energéticamente eficiente y precisa: los codificadores HeavyDuty ofrecen a los usuarios de grúas y elevadores el control necesario para llevar a cabo su trabajo. Todo ello bajo las condiciones más duras y de forma fiable durante años sin perder la precisión.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar