Claves del nuevo Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE)

El pasado 23 de marzo, el Consejo de Ministros aprobó la actualización del Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) a través del Real Decreto 178/2021, publicado ese mismo día en el BOE, con el que se modifica el Real Decreto 1027/2007, de 20 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios.

El nuevo reglamento RITE, que entrará en vigor el 1 de julio de 2021, fija las exigencias de eficiencia energética y seguridad que deben cumplir las instalaciones térmicas en los edificios y contribuirá a alcanzar los objetivos climáticos establecidos en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC). Asimismo, la actualización del reglamento RITE alinea éste con las últimas actualizaciones de las directivas europeas relacionadas con la eficiencia energética y sostenibilidad en materia de construcción.

Según datos del IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), la edificación representa aproximadamente el 30% del consumo energético en España. Para contribuir a la disminución de ese consumo energético, el sector de la climatización es clave, ya que la mitad de esta energía es empleada para la calefacción y refrigeración de los edificios y los diferentes espacios que acogen. La eficiencia energética de las instalaciones es, por tanto, esencial para limitar el consumo energético de los edificios y, por consiguiente, su impacto ambiental.

Los principales cambios del reglamento RITE relacionados con los materiales aislantes térmicos, como soluciones clave para mejorar la eficiencia, son los siguientes:

  • Para el cálculo del espesor mínimo de aislamiento se podrá optar por el procedimiento simplificado o por el alternativo. Para instalaciones de más de 70 kW debe utilizarse el método alternativo. En ningún caso el espesor mínimo debe ser menor al especificado en las tablas de la IT 1.2.4.2.1.2.
  • Los espesores mínimos de aislamiento de las redes de tuberías que tengan un funcionamiento continuo, como redes de agua caliente sanitaria, deben ser los siguientes:
Claves del nuevo Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) - 2
  • Se definen las siguientes clases de estanquidad:
Claves del nuevo Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) - 3

Las redes de conductos tendrán una estanquidad correspondiente a la clase ATC 4 o superior, según la aplicación.

ISOVER lleva años defendiendo y trabajando por la eficiencia energética, poniendo a disposición del mercado la Gama CLIMAVER®, la solución para las instalaciones de Climatización y Ventilación número uno del sector. Y es que toda la Gama ha sido desarrollada para dar respuesta a los más elevados requisitos de eficiencia energética en instalaciones de climatización.

Ejemplo de ello es que la clase de estanqueidad conseguida con los conductos pertenecientes a la Gama CLIMAVER® se sitúa muy por encima de la clase mínima requerida por el RITE, siendo siempre incluso superior a la nueva clase ATC2.

Por otro lado, los sistemas de conductos autoportantes de Lana Mineral CLIMAVER®, además de disponer de la más amplia gama de soluciones para adaptarse a cada proyecto y necesidad y tipo de aplicación, contribuyen notoriamente a la eficiencia energética de las instalaciones.

En el caso particular del CLIMAVER® APTA, su conductividad térmica λ de 0,032 W/(m · K) asociada a un espesor de 40 mm ofrece una resistencia térmica un 65% superior a la requerida por la reglamentación y la más alta del mercado para este tipo de productos.

close

NEWSLETTER

Regístrate para recibir contenido en tu bandeja de entrada, cada semana.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *