CEMEX participa en la instalación de 200 molinos de viento en Aragón

CEMEX participa en la instalación de 200 molinos de viento en Aragón

CEMEX ha suministrado los hormigones necesarios para el anclaje de los 200 molinos de viento que se han instalado en los dos últimos años en los parques eólicos ubicados la zona de Azuara (Aragón). Así, hasta la reciente finalización de las instalaciones CEMEX ha entregado 70.000 m3 de diferentes hormigones, tanto para la fijación de los aerogeneradores como para la construcción de los centros de transformación necesarios para la gestión de la producción. Asimismo, la compañía ha proporcionado también el árido necesario para la construcción de los viales de acceso a todo el conjunto eólico.

Los aerogeneradores han necesitado para su fijación al suelo de unas zapatas de 20 metros de diámetro y más de tres metros de profundidad, compuestas de diferentes hormigones. Destacan entre ellos los de alta resistencia (de al menos 45 MPa) para la zona de anclaje entre la zapata de cimentación y la torre. En este sentido, la construcción de cada base ha precisado de 400 metros cúbicos de hormigón o lo que es lo mismo, la carga completa de unas 50 hormigoneras.

700 MW de energía al año

El hormigón es el único material que permite fijar al suelo con garantías un aerogenerador de 85 metros de alto y unas palas de 45 metros de largo. Estas infraestructuras, afrontan las potentes ráfagas de viento para producir energía, por lo que se hace necesario una base robusta, sólida y duradera. En concreto, los parques construidos, con la ayuda de CEMEX, en la zona de Azuara en Aragón tienen una capacidad de generación de energía de unos 700 MW al año, una producción que, según los expertos, equivaldría al consumo de una ciudad del tamaño de Zaragoza, en la que viven 968.999 habitantes según datos de Eurostat de 2019.

Construcción de los accesos

El suministro de CEMEX para este conjunto eólico de Aragón ha supuesto un exitoso reto logístico, dadas las complicadas condiciones orográficas y el difícil acceso al terreno en el que se ubica la instalación. Los materiales se han trasladado en más de 1.000 viajes de camión en los que, además del hormigón, se han transportado unas 700.000 toneladas de zahorras para los viales y accesos, procedentes de la cantera de CEMEX situada en el mismo término municipal de Azuara.

Participar en esta construcción conlleva para CEMEX, además del suministro,  un aliciente adicional, al tratarse de unas instalaciones orientadas al objetivo de alcanzar una sociedad neutra en emisiones de CO2, que palíe en Cambio Climático y que garantice un futuro mejor para todos. En este sentido, reducir las emisiones de CO2 es el principal objetivo medioambiental en el que CEMEX lleva décadas trabajando y con el que se ha comprometido hace un mes a reducir al menos en 55% las emisiones de CO2 de sus operaciones en Europa para el año 2030. De esta forma la compañía se alinea con las nuevas aspiraciones y objetivos de la Unión Europea. Por otro lado, CEMEX ha asegurado que sus operaciones en Europa lograrán la meta de reducir 35% sus emisiones específicas netas de CO2 por tonelada de productos cementantes para el cierre del 2020, una década antes del compromiso global de CEMEX para 2030

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar