CEMEX en la construcción de infraestructuras hidráulicas en Baleares

CEMEX en la construcción de infraestructuras hidráulicas en Baleares

La compañía CEMEX ha suministrado el hormigón necesario para la construcción de tres depósitos de agua en las Islas Baleares.

Reforzar la red hidráulica y garantizar el suministro de un recurso esencial e imprescindible, así como y cuidar y hacer más eficiente su almacenamiento. Estos son los principales motivos que han llevado al Govern Balear a promover la construcción de tres nuevos depósitos de agua en la isla de Mallorca, proyectos en los que participa CEMEX.

Y es que, la compañía fabrica y suministra habitualmente diferentes hormigones especialmente diseñados para la construcción de infraestructuras que permiten acopiar agua potable para el uso humano con todas las garantías sanitarias, así como almacenar grandes volúmenes evitando pérdidas o evaporación.

La construcción de estos depósitos ha sido posible gracias al compromiso e impulso de las autoridades locales, a través de la empresa pública ABAQUA, consciente de la importancia del agua, de su cuidado y su uso eficiente, así como a la colaboración de las empresas que los han ejecutado.

Las obras, que han durado más de un año, van a permitir garantizar el almacenamiento y suministro de este servicio esencial para las localidades de Arlany, Petra y Manacor. De cara al futuro, el proyecto contempla la posibilidad de una ampliación de la red hasta la costa del Levante de Mallorca, contribuyendo así a satisfacer y asegurar el abastecimiento de agua de calidad a nuevos núcleos de población. Además, estos depósitos van a contribuir a la recuperación de los acuíferos, al permitir un aprovechamiento eficiente del agua almacenada, evitando el uso y sobreexplotación del agua de los pozos.

Recientemente, han entrado en funcionamiento dos de estos tanques de agua potable, uno ubicado en Petra, con capacidad para 1.920 m3 de agua, y el otro en María de la Salud, de 6.000 m3, ambos en la región central de la isla de Mallorca. Para estas dos obras, CEMEX ha suministrado aproximadamente 4.000m3 de hormigón que se han destinado a la construcción de los depósitos de almacenamiento y 100 m3 de un hormigón de altas prestaciones, ligero y de baja conductividad HLD-200 INSULARIS XPS, para las cubiertas.

Para CEMEX es una satisfacción poder participar en la construcción de obras esenciales como son estas infraestructuras hidráulicas, que satisfacen una necesidad de primer orden para las personas, que cuidan y optimizan el uso de un bien tan escaso como preciado y que por otro lado, se llevan a cabo con producto local, materia prima de cercanía, hormigón elaborado en Mallorca y que, por este motivo, es mucho más sostenible y produce mucho menor impacto en CO2” declara Antonio Cladera, gerente comercial de Construcción de Baleares de CEMEX, quien además subraya que “para este tipo de depósitos no existe ningún otro producto más adecuado”. “No es casualidad que, para ejecutar una infraestructura tan relevante para el agua -el producto más consumido en el mundo- se haya apostado por el hormigón que ocupa el segundo lugar”, destaca Antonio Cladera.

Por otro lado, el pasado mes de octubre la compañía empezó a suministrar hormigón a otro nuevo depósito en Llubí, que tendrá una capacidad para albergar 15.000 m3 de agua y para el que se precisan alrededor de 4.000 m3 de hormigón para su construcción. Esta infraestructura asegurará el abastecimiento de agua a los comarcas del Pla y Es Raiguer.