Cemento demoledor CRAS

Entre las razones que llevan a los responsables de proyectos de demolición para elegir el cemento demoledor CRAS para llevar adelante su trabajo, se encuentran la seguridad, la rapidez, la imposibilidad de uso de otras soluciones o el rendimiento económico.

Así, en el caso concreto que presentan desde Kayati SL, firma alavesa fabricante del CRAS, los responsables de la obra habrían valorado el silencio: la demolición con CRAS, al contrario de las realizadas con maquinaria pesada, o con explosivos, es silenciosa, con lo que se permitiría mantener el ambiente de tranquilidad necesario en determinados entornos donde se desarrollan actividades que requieren de reposo.

Tras la aplicación del mortero, éste trabajaría desarrollando la presión expansiva generada por la reacción de hidratación en el mineral que constituye el CRAS.

Imagen 6

El proyecto seguiría las fases de las demoliciones llevadas a cabo con cemento expansivo. La primera etapa, fundamental, es la perforación. En este caso, se habría realizado con un diámetro de 64mm formando una malla de 50 x 50, alcanzando profundidades de hasta 2,4m. Estas dimensiones son calculadas siguiendo las indicaciones del producto y con el apoyo del servicio técnico de Kayati SL.

Imagen 7

Tras perforar, se aplicó el mortero preparado con el CRAS, y se esperó hasta que éste realizase su trabajo, reduciendo a escombros la zona rocosa que se quería eliminar mediante demolición. Todo ello de manera silenciosa, sin alterar las condiciones ambientales ni sónicas del entorno, y permitiendo el trabajo intelectual en la zona de la obra.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar