Carlos Castanheira será uno de los ponentes de Egurtek

Carlos Castanheira será uno de los ponentes de Egurtek

Carlos Castanheira, arquitecto portugués del estudio Castanheira & Bastai Architects, está muy sensibilizado con el uso de la madera y la emplea en muchos de sus proyectos. De este modo, asistirá a Egurtek, Foro Internacional de arquitectura y construcción en madera, que se celebrará, los días 18 y 19 de octubre, en Bilbao.

El arquitecto portugués Carlos Castanheira será uno de los ponentes de Egurtek, que tendrá lugar, los días 18 y 19 de octubre, en Bilbao. Entre sus proyectos estrella se encuentra el Centro Ecuestre ubicado en Cabo do Mundo, Leça da Palmeira. La edificación supuso un verdadero reto para él, al usar madera en estructura, tabiques, paredes y techos.

Además, a este profesional le gusta consultar a los clientes para conocer sus aspiraciones y necesidades. “Al ser incapaz de hablar con los caballos, que serían los verdaderos habitantes del lugar, me vi obligado a entablar un diálogo con aquellos que conocen y trabajan con los caballos”, ha explicado Castanheira. En su proyecto, el arquitecto portugués ha apuntado que “somos funcionalistas, aunque sólo sea porque la arquitectura tiene que ser funcional, lo que nos obliga a serlo. Si no, estaremos condenados a la incomodidad, el absurdo y, finalmente, el ridículo”.

Castanheira, en colaboración con su socia, Clara Bastai, proyectó en 2012 un edificio de madera estable con dos espacios cerrados, un sótano y un edificio social, también en madera. Para este arquitecto la estructura define el espacio y la función. El esqueleto del proyecto marca, obviamente, el edificio final porque, para Castanheira “cada elemento es estructura y espacio”. En este caso, las actividades ecuestres se extienden más allá de las zonas interiores. Así, la construcción de Leça da Palmeira fue moldeada para crear terrazas donde se levantó un área de montar exterior, potreros, zonas de saltos y rutas para montar.

El centro ecuestre resultante es funcional y cómodo, tal y como quería Castanheira. Los dos campos cubiertos de equitación, de diferentes tamaños, supusieron un interesante reto estructural debido a las grandes luces que requerían ambos espacios, lo que obligó al arquitecto a experimentar.

A Castanheira le fascina construir en madera. En octubre de 2001 publicó un artículo en el que explicaba por qué le gusta tanto este material. “No uso la madera por cuestiones de tradición, es porque me gusta”, ha afirmado. “Me gusta su olor, el toque que da, su color natural y su textura”, ha añadido el arquitecto. “Me gusta trabajar con ella, exige rigor, ya que hay que pensar antes de cortar, pues luego no se puede enmendar”, ha destacado.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar