BMI lanza su nuevo sistema de cubierta Tectum-First

BMI lanza su nuevo sistema de cubierta Tectum-First

Impermeabilización, aislamiento térmico y ausencia de puentes térmicos: el sistema Tectum-First contribuye a la creación de cubiertas altamente eficientes.

Aunque cada vez conocemos más casos de éxito, en España los edificios Passivhaus continúan siendo minoría. Aproximadamente un 1% del parque edificado cumpliría con las exigencias de este estándar de construcción que ofrece, entre otras ventajas, la reducción al máximo de la energía necesaria para la climatización del inmueble. Un edificio Passivhaus puede lograr un ahorro económico superior al 75% frente a un inmueble convencional de las mismas características y tipología.

Para que un edificio cumpla con el estándar Passivhaus se debe de construir (o rehabilitar) atendiendo principalmente a cinco características esenciales: un elevado aislamiento térmico de la envolvente; ausencia de puentes térmicos; hermeticidad; puertas y ventanas de altas prestaciones, y sistemas de ventilación con recuperador de calor.

Por lo tanto, los materiales y sistemas de aislamiento instalados en las diferentes partes de la envolvente del edificio son fundamentales para la consecución del estándar, y se debe prestar especial atención a los mismos. La tendencia actual es incorporar materiales con un alto espesor, para garantizar su eficiencia energética, pero en el caso de la cubierta –responsable de las pérdidas de un 30% de la energía en los edificios convencionales– además, hay que tener en cuenta otros factores que podrían comprometer la integridad del aislamiento: la resistencia mecánica, la durabilidad, la impermeabilización y la hermeticidad al viento.

BMI ha lanzado al mercado su sistema Tectum-First, una solución única que aúna altas prestaciones térmicas con una correcta impermeabilización. Con este sistema, apto tanto para cubiertas de teja de hormigón como para teja cerámica, se consigue mejorar el aislamiento térmico en cualquier cubierta empleando menores espesores. Tectum-First contribuye, incluso, a alcanzar las exigencias del estándar Passivhaus a partir de 100mm de espesor.

La clave del sistema está en el panel Clima-First, realizado con espuma rígida de poliuretano de poliisocianurato, que le confiere una baja conductividad térmica, lo que permite lograr el mejor aislamiento térmico con menores espesores.

Clima-First es fácil de instalar gracias su rigidez y ligereza. Además, el diseño de los paneles –con unión machihembrada y con revestimiento film impermeable– permite la unión transversal y longitudinal de las placas, y formando así un bloque completo de aislamiento sin puentes térmicos, Impermeable y hermético al viento.

El sistema para cubierta Tectum-First es apto para cualquier tipo de edificio, ya sea de obra nueva o rehabilitación, y gracias a sus excepcionales características, contribuye a elevar notablemente la eficiencia energética del inmueble, incluso cumpliendo con los requerimientos para la obtención del estándar Passivhaus.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar