El consumo de betún para mezclas asfálticas aumenta en un 15%

El consumo de betún para mezclas asfálticas aumenta en un 15%

ASEFMA, Asociación Española de Fabricantes de Mezclas Asfálticas, ha realizado su Asamblea General Ordinaria, el pasado 1 de febrero. Tras la misma, se ha anunciado un incremento del 15% en el consumo de betún para mezclas asfálticas, respecto a 2016, y se ha manifestado que el sector de la construcción aún no ha salido de la crisis, aunque empiezan a notarse indicios de reactivación. Juan José Potti, presidente de ASEFMA, Juan Lazcano, presidente de la Asociación Española de la Carretera (AEC) y Manuel Niño, secretario general de Infraestructuras de Fomento, han intervenido en este acto público con los medios de comunicación.

Juan José Potti, presidente de ASEFMA, ha declarado que, tras dos años de ligero repunte, la actividad productiva sufrió en 2016 un grave retroceso y cerró con el peor resultado productivo de las últimas décadas. De este modo, en 2017 ha crecido el consumo de betún en España un 15%, cifra obtenida a partir de una estadística realizada con datos aportados por los fabricantes de betún.

Potti ha querido destacar que, aunque los datos de consumo de betún para mezclas asfálticas han crecido respecto al año 2016, mejorando en un 15%, no se han alcanzado los niveles de 2015. Igualmente, se ha reactivado el sector privado y se espera un paquete de medidas que tendrá una traducción en términos de toneladas.

Pero, ¿cuál es la situación actual del sector? En opinión de Potti, el sector de la construcción aún no ha salido de la crisis “se empiezan a notar indicios de reactivación, hemos crecido un 15%, pero estamos, aproximadamente, en la mitad de la cifra que consideran la adecuada, de acuerdo con “la longitud de la red de carreteras y con el tráfico que hay en España”.

El 2017 ha sido positivo y la producción estimada es de 15 millones de toneladas de betún para mezclas asfálticas, por lo que vislumbran 2018 con mejores perspectivas que hace un año. Además, se han reactivado algunas actuaciones por parte de administraciones locales, aunque les preocupa la escasa actividad de las Comunidades Autónomas. El presidente de ASEFMA ha resaltado que el deterioro de la conservación tiene consecuencias en términos de emisiones. Finalmente, desde la Asociación creen que el modelo de licitación más adecuado es el concurso, con criterios de solvencia técnica.

Juan Lazcano, presidente de la AEC, ha destacado que la Comisión Europea alerta en su último informe anual de que hay una preocupación por el nivel históricamente bajo de la inversión de sus autoridades territoriales. En cuanto a los grandes proveedores de infraestructuras, la inversión se sitúa en el 0,6% del PIB, que es el nivel mínimo en la serie histórica disponible desde 1995.
2018 podría ser “el año de golpe de timón para la red viaria”, ha expresado, pese a “la falta de presupuestos y el horizonte poco favorable a la resolución de esta situación de incertidumbre”, aunque no van a dejar de ser optimistas.

También, Lazcano ha hablado del déficit en el mantenimiento de las infraestructuras, con una cifra de 6.617 millones de euros en 2016,el cual afecta en un 94% al estado de los pavimentos. El departamento técnico de la Asociación ha apuntado a que, de seguir esta tendencia, en 2020 podríamos encontrarnos con la necesidad de acometer actuaciones de reconstrucción en buena parte del área. Confían en confían en que los nuevos presupuestos tengan una sensibilidad con este déficit de inversión.

Al final su intervención, el presidente de la AEC ha recibido el reconocimiento por parte de la Asociación Española de Fabricantes de Mezclas Asfálticas.

El consumo de betún para mezclas asfálticas aumenta en un 15%

(De izqda. a dcha.) Juan Lazcano, Manuel Niño y Juan José Potti

Manuel Niño, secretario general de Infraestructuras de Fomento, ha indicado que, dentro del capítulo de conservación de carreteras, continuarán licitando obras de rehabilitación de firmes en los próximos meses.

En este sentido, Niño ha querido destacar el Plan Extraordinario de Carreteras, presentado el pasado año, el cual “quiere dar respuesta a las necesidades que tienen nuestras carreteras”, y que se encuentra dentro del Plan Juncker, que pretende dinamizar la inversión privada. Los proyectos a los que destinarán los recursos de este Plan Extraordinario de Carreteras, licitados en régimen de concesión, incluyen la ejecución de nueva obra y el mantenimiento de la misma durante 30 años.

“Se trata, en definitiva, de un modelo de concesión de pago por disponibilidad”, ha puntualizado el secretario general de Infraestructuras, el cual está aprobado en Europa. Este Plan va a abarcar una inversión de 5.000 millones de euros y su objetivo es desarrollar la licitación de todas las obras desde el año en curso, hasta 2019, ya que quieren “dinamizar el sector de la construcción de carreteras”, ha asegurado.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar