ASIMOB y la AEC suman fuerzas en la transformación digital del sector

La startup tecnológica ASIMOB y la Asociación Española de la Carretera (AEC) suman fuerzas en la transformación digital del sector.

Mejorar la seguridad de los actuales usuarios de la carretera, pero también la de los vehículos autónomos del futuro. Esta es la misión con la que nació hace un lustro la compañía ASIMOB (Advanced Services in Mobility).

Esta startup tecnológica trabaja en la transformación digital del sector de la conservación y el mantenimiento de las carreteras, y precisamente en este afán confluye con la Asociación Española de la Carretera, a la que ASIMOB acaba de incorporarse.

Para conseguir esta transformación, ASIMOB trabaja con herramientas avanzadas relacionadas con la visión artificial, el Internet de las Cosas (IoT) y la analítica de datos. Con ellas consigue algo muy valioso para los responsables de la gestión viaria: la monitorización continuada de las vías.

La tecnología desplegada por ASIMOB permite detectar incidencias que se escapan al ojo humano y, gracias a su sencilla escalabilidad, puede usarse en todo tipo de carreteras, incluidas las secundarias.

Sus servicios cubren actualmente el inventario automático de señales, la monitorización periódica de las señales permanentes y de las instaladas en zonas de obras, la detección de irregularidades en el firme, la medida del impacto de resaltes y la detección de señales temporales de prohibición de aparcamiento en ciudades.

Además, en breve, incorporarán a esta solución la monitorización automática de marcas viales y la detección de agua, nieve y hielo para conformar lo que denominan el inspector autónomo de las carreteras.

Con todo ello, los responsables de gestionar las infraestructuras viarias, ya sea desde las administraciones públicas o desde las empresas concesionarias, tendrán en su mano datos objetivos para mejorar sus planes de acción e inversión.

Con la adhesión de ASIMOB, la AEC sigue ganando fuerza en uno de los ámbitos con más futuro dentro del sector viario: el de la transformación digital. Y no solo porque esta acapare una de las líneas de ayuda prioritarias de la Unión Europea en su programa de recuperación económica, sino por ser, en términos globales, la respuesta a retos como el cambio climático, la innovación y el crecimiento sostenible.

Los fondos Next Generation EU destinarán 11.500 millones de euros al apartado “Mercado único, innovación y economía digital”, mientras que habrá otros 149.500 millones más para este capítulo que saldrán del Marco Financiero Plurianual (MFP) 2021-2027 de la Unión Europea.

close

NEWSLETTER

Regístrate para recibir contenido en tu bandeja de entrada, cada semana.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *