Aparejadores de Madrid inspeccionarán centros educativos tras el temporal de nieve

Aparejadores y arquitectos técnicos se encargarán de supervisar, durante las próximos días, el estado edificatorio de colegios e institutos de enseñanza de la Comunidad de Madrid tras el paso del temporal de nieve “Filomena”. En virtud del acuerdo alcanzado entre la Consejería de Educación de la CAM y el Colegio de Aparejadores de Madrid, los técnicos de esta última institución elaborarán un dictamen técnico para la viabilidad de la apertura de los centros, prevista para el próximo lunes 18 de enero.

El objetivo de la inspección es garantizar la seguridad de alumnos, personal docente y trabajadores en las actividades de los 1.500 centros escolares que componen la comunidad educativa en la región. Para ello, la Consejería de Educación ha enviado un cuestionario a los directores de los centros para conocer el estado de las instalaciones tras la tormenta de nieve de las últimas horas. Los responsables de cada centro podrán dirigirse al Colegio de Aparejadores de Madrid para que los colegiados ejercientes revisen las distintas dependencias escolares in situ tras el temporal. La forma de contacto será a través del correo electrónico secretariadireccion@aparejadoresmadrid.es o de los números de teléfono, 91 701 45 47 y 91 701 45 37.

Los técnicos del Colegio de Aparejadores supervisarán las áreas edificatorias más susceptibles de deterioro tras los efectos de la borrasca y, tras la correspondiente inspección, emitirán su dictamen técnico en función de las observaciones recogidas, incluyendo las medidas cautelares que eventualmente deban adoptarse.

Por el momento, según datos de la Consejería de Educación, se han registrado un total de 232 incidencias en los 1.500 centros educativos de la Comunidad de Madrid. Según el gobierno regional, “se trata de una cifra que, con toda probabilidad, irá incrementándose, puesto que los equipos directivos de los centros y los técnicos de los ayuntamientos madrileños continúan inspeccionando el estado de colegios e institutos y registrando posibles daños ocasionados”.

De todas estas incidencias, se han producido tres hundimientos parciales de cubiertas. También se han registrado 53 incidencias leves en marquesinas, grietas y cubiertas que no afectan a la apertura de los centros, 34 problemas en instalaciones (calefacción, electricidad, fontanería), 28 de las cuales son de calefacción y 141 incidencias leves, como goteras, accesos y fachadas. Además, se ha producido el hundimiento de una cubierta, la del Pabellón ‘La Nevera’ del IES Ramiro de Maeztu, aunque la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ya ha anunciado que el Gobierno regional procederá a su demolición total y reconstrucción.

La Consejería de Educación ha confiado los trabajos de supervisión de las infraestructuras escolares al Colegio de Aparejadores de Madrid por ser una institución referente en el área de seguridad en la construcción, por su sustancial conocimiento de la normativa técnica y por su dilatada experiencia en la supervisión edificatoria.

Según Jesús Paños Arroyo, presidente del Colegio de Aparejadores de Madrid, “las visitas técnicas a los centros educativos de la Comunidad de Madrid son una prueba más del fuerte compromiso de nuestra institución con la sociedad y de la confianza que esta última deposita en nuestro colectivo. Asegurar una vuelta a las aulas con la máxima seguridad es ahora la tarea prioritaria de nuestros técnicos, que multiplicarán sus esfuerzos en las próximas horas para garantizar la confianza de padres, profesores, alumnos y trabajadores”.

close

NEWSLETTER

Regístrate para recibir contenido en tu bandeja de entrada, cada semana.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *