Acuerdo de economía circular entre las empresas Mapei e Iren

Mapei e Iren implementarán conjuntamente una tecnología innovadora para hacer las superficies de las carreteras más duraderas y sostenibles.

Mapei uno de los principales fabricantes del mundo de productos químicos para la industria de la construcción, e Iren una de las empresas de servicios energéticos e infraestructuras más dinámicas de la escena italiana, han firmado un acuerdo para utilizar polímeros termoplásticos que se derivan de innovadores procesos de reciclaje para crear calzadas duraderas y sostenibles.

El proyecto, que Iren gestiona a través de su filial I.Blu, operador líder en la industria de selección y reciclaje de envases de plástico y de la recogida selectiva de residuos, es un claro ejemplo de “economía circular” y tiene como objetivo la implementación de tecnologías innovadoras que permitan un importante aumento del ciclo de vida de las superficies de las carreteras.

Este acuerdo supone que por primera vez una empresa energética y de infraestructuras básicas trabaje directamente con un fabricante, ambas empresas están altamente comprometidas con la sostenibilidad en sus respectivos ámbitos de negocio, por lo que el proyecto constituye una importante innovación a la vez que una nueva vía de negocio.

Mapei está totalmente comprometido con proporcionar nuevas tecnologías sostenibles para la fabricación de conglomerados bituminosos y conseguir con ello hacer superficies de carreteras con tecnopolímeros desarrollados por Mapei en asociación con Iren a través de su subsidiaria I.Blu.

Las pruebas conjuntas realizadas con la ayuda del Laboratorio de Carreteras del Politécnico de Milán propiciaron el descubrimiento de la fórmula adecuada para crear asfaltos más duraderos y sostenibles para las carreteras, autopistas, recintos industriales, edificios públicos y privados, aeropuertos y centros logísticos o comerciales.

Los conglomerados bituminosos (asfaltos) que incorporan estos aditivos tecnopolímeros pueden utilizarse para crear superficies cuyo ciclo de vida sea más largo que otras superficies del mismo espesor, reduciendo así los costes de mantenimiento y aumentando la resistencia a la deformación permanente por pesadas cargas. También aumentan la resistencia al calor y los rayos UVA, lo que reduce el desgaste de la superficie y reduce los riesgos, especialmente para bicicletas y motocicletas.

Durante los años previos a la firma del acuerdo, la asociación entre Mapei e I.Blu se centró en la construcción de superficies de algunos de los principales aeropuertos de Italia, pudiendo comprobar de esta manera la efectividad de esta nueva tecnología.

“Este acuerdo es particularmente importante en el ámbito de las nuevas tecnologías diseñadas para extender el ciclo de vida del pavimento y las superficies y evitar que se degraden”, así lo señaló Marco Squinzi, CEO de Mapei. Mapei tiene mucha fe en el futuro de este mercado y recientemente creó una nueva línea de “Ingeniería Vial” enfocada en tecnología y productos en el campo de conglomerados bituminosos y grandes obras de ingeniería para infraestructuras viarias. La economía circular también requiere investigación sobre durabilidad. El uso de tecnología innovadora para proyectos más permanentes y duraderos para extender el ciclo de vida de estructuras nuevas y renovadas debe convertirse en un compromiso compartido en el ámbito de las infraestructuras y la edificación. El hecho de que esto se pueda lograr mediante el uso de materias primas secundarias agrega valor a un proyecto que ahora es parte integral de la política de Mapei para hacer de la sostenibilidad un pilar de su propio negocio ”.

“El acuerdo concertado con Mapei -así nos dijo Massimiliano Bianco, director general de Iren- interpreta a la perfección nuestro propio concepto de economía circular, y nuestra visión industrial a largo plazo centrada en el uso consciente y eficiente de los recursos. Después de que I.Blu entrará a formar parte del Grupo en 2020, nuestra empresa pudo dar un paso más tanto en innovación industrial como en la mejora económico-ambiental de los ciclos de residuos, convirtiéndose en una empresa nacional líder en la selección de plásticos COREPLA y la manipulación de plasmix, un proceso de reciclaje de residuos plásticos que aumenta notablemente el porcentaje de residuos reciclados como material. La asociación con Mapei impulsa aún más este proceso, permitiéndonos completar el ciclo utilizando polímeros termoplásticos en conglomerados bituminosos ”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *