El 70% de las cubiertas industriales en Europa se realizan con láminas de PVC, según Danosa

El 70% de las cubiertas industriales en Europa se realizan con láminas de PVC, según Danosa

Según datos de Danosa, siete de cada diez cubiertas industriales en Europa se realizan con láminas de PVC, un producto que además se fabrica en nuestro país. Su trayectoria, durabilidad o sostenibilidad lo sitúan como el referente en impermeabilización de naves industriales y centros comerciales.

El apogeo de la contratación logística en España en el último año -solo en Madrid se incrementó un 126%, hasta los 913.000 m², según datos de CBRE- han situado a las láminas de impermeabilización sintética como las soluciones de referencia para proteger los edificios de factores externos, como el sol, la lluvia, la nieve o las humedades del terreno.

Sin embargo, según Danosa, situar a los diferentes materiales sintéticos en un plano de igualdad frente a la comunidad de arquitectos e ingenieros no es realmente objetivo, pues existen diferencias sustanciales entre ellos que se pasan por alto y que, sin embargo, conviene remarcar para, llegado el momento de afrontar un proyecto, tener toda la información para tomar la mejor decisión, desterrando falsas creencias.

La apuesta de Danosa por la lámina sintética de PVC viene de la mano de Danopol, una membrana impermeabilizante resistente a la intemperie y a los rayos UV, que protege al edificio donde se instala de las lluvias, nevadas y heladas y a la vez reduce el calentamiento de la cubierta por su alta reflectancia a la luz solar. Se trata de una solución que está respaldada por el ecoetiquetado tipo III, la Declaración Ambiental de Producto (DAP), la Evaluación Técnica Europea (ETE) y otras de las certificaciones técnicas más exigentes del mundo como las de Francia (DTA) y Bélgica (ATG).

Además, estas láminas sintéticas de PVC están avaladas por una trayectoria de casi 60 años en el sector y también por construcciones recientes que se han decantado por la fiabilidad del PVC frente a otros productos sintéticos como el TPO.

Y es que está probado que el PVC posee una vida útil de más de 30 años incluso en condiciones climáticas extremas, gracias a su fórmula de plastificantes de alto peso molecular, una particularidad de la que adolecen otras soluciones, cuya duración no está estandarizada y varía en función del criterio de cada fabricante.

En lo que respecta a sostenibilidad, las láminas sintéticas de PVC Danopol se integran a la perfección en el concepto de economía circular donde se fomenta el uso responsable de los recursos y residuos. Precisamente, el programa ROOFCOLLECT impulsado por la European Waterproofing Association (ESWA) recupera, separa y recicla las láminas de PVC utilizadas en las cubiertas. Por este y otros motivos, Danopol se encuentra en la Plataforma de Materiales del Green Building Council (GBCe), lo que lo convierte en apto para obtener puntuaciones en certificaciones medioambientales LEED y BREEAM de edificios, referencias de construcción sostenible a nivel mundial.

Del mismo modo, también es una referencia respecto a su comportamiento al fuego, ya que a diferencia de otros materiales sintéticos, el PVC Danopol es autoextinguible y está reconocido su excelente comportamiento frente al fuego externo y fuego interno en su aplicación en cubiertas.

Todo este testimonio viene avalado por el informe anual del sector de la impermeabilización publicado por Alimarket en 2017, el cual reconoce a Danosa como un fabricante puntero en soluciones de impermeabilización con una trayectoria de más de cincuenta años aportando valores diferenciales como la Declaración Ambiental de Producto (DAP), la asistencia técnica en todas las fases del proyecto y su biblioteca BIM de soluciones de impermeabilización, entre otras, ya obligatoria para presentar todas las licitaciones públicas.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar