7 requisitos para que una vivienda sea energéticamente sostenible

Actualmente, el porcentaje de obras de nueva construcción que cumple los criterios de sostenibilidad es reducido, pero su cumplimiento conlleva no solo un ahorro energético, sino también el incremento del confort y la durabilidad del edificio. Por este motivo conviene conocer cuáles son los principales requisitos para que una vivienda sea sostenible energéticamente

La incorporación de prácticas sostenibles ha ido ganando progresivamente peso hasta convertirse en uno de los ejes transversales de la mayoría de las actividades productivas del país, pero en el caso de la construcción, la certificación como edificio sostenible garantiza no solo el ahorro energético, sino que también supone un incremento del confort y la durabilidad del edificio. Según el nuevo Manual BREEAM.ES Vivienda 2020, que ha incorporado el requisito ENE01 de función del control externo en la verificación de la Certificación Energética y CTE, para conseguir la acreditación será necesario contar con la revisión independiente de un organismo de control externo que garantice un correcto empleo y cumplimiento de los criterios de construcción sostenible.

Aunque actualmente el porcentaje de obras de nueva construcción que cumple con los criterios de sostenibilidad sigue siendo limitado, conviene conocer cuáles son los principales requisitos para que una vivienda sea sostenible energéticamente. Según Vicente Gallego, técnico en Energía y Sostenibilidad de TÜV SÜD y asesor BREEAM.ES, las claves son:

  1. Eficiencia Energética del conjunto del edificio que se demuestra en su Certificación Energética.
  2. Cumplimiento de CTE DB-HE.
  3. Iluminación Exterior eficiente y que cumpla el Reglamento de Eficiencia Energética de Alumbrado Exterior.
  4. Sistemas de producción energética bajas en carbono como las energías renovables.
  5. Sistemas de Transporte vertical eficientes.
  6. Equipos y electrodomésticos eficientes.
  7. Equipos eficientes de instalaciones térmicas, iluminación y ascensores.

Para lograr la certificación, las promotoras también pueden implementar una serie de buenas prácticas constructivas para que el edificio se ajuste a la normativa vigente. En este sentido, el experto aconseja que “los edificios dispongan de una correcta orientación solar y utilicen elementos de sombra en huecos de ventanas, como vidrios adaptados al entorno del edificio, siempre y cuando se ajusten a las dimensiones adecuadas. Además, conviene utilizar sistemas de producción energética basados en el autoconsumo, así como otros equipos de rendimiento elevado como sistemas de ventilación de doble flujo con recuperador de calor”. Por último, recomienda mejorar la estanqueidad de las prácticas constructivas y disponer de espacios de secado de ropa adecuados o sistemas domóticos de control.

Por otro lado, se pueden aplicar medidas de diseño que garanticen la máxima eficiencia energética, “bien para reducir la demanda y cumplir el criterio HE1, mejorando el rendimiento de la envolvente exterior o el estudio de detalle del proyectado y la ejecución de puentes térmicos; bien para recurrir el consumo y cumplir el criterio HE0, enfocándonos en el rendimiento de las instalaciones”, aclara Gallego. En este sentido, el experto propone instalar sistemas de iluminación eficiente LED, ascensores y electrodomésticos de alta eficiencia y equipos de aire acondicionado con control variable o placas solares fotovoltaicas”.

La Comunidad Valenciana, pionera en el control externo de los nuevos edificios

Actualmente, las comunidades autónomas están adoptando nuevas reglamentaciones en materia de sostenibilidad y edificación, pero resalta el caso de la Comunidad Valenciana, que aplica el procedimiento de inspección más amplio del ámbito nacional y que, recientemente, se ha convertido en una de las primeras en exigir que los edificios de nueva construcción se sometan a la revisión de una entidad de control externo debidamente acreditado.

En este sentido, desde 2009, TÜV SÜD, organización autorizada en el proceso de certificación BREEAM, ofrece este tipo de servicios para que el proceso de emisión del sello sea honrado, exhaustivo y fiel a las necesidades reglamentarias y a la realidad del edificio a construir. “Se trata de garantizar que lo indicado en los modelos de certificación energética y verificación de HE del proyecto son válidos, realizando el seguimiento y visitas periódicas a la obra para comprobar que la ejecución se realiza conforme al proyecto

close

NEWSLETTER

Regístrate para recibir contenido en tu bandeja de entrada, cada semana.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *